domingo, 28 de julio de 2019

Bitácora del domingo en el departamento.

BI DOS
LAS DOS FORMAS DE ACERCARTE A UN CUADERNO NÓMADA, Y RECONOCER LOS DÍAS.

-mientras llueve en la Ciudad:

Escribo con mi muñequita Sor Juanita en el regazo, ella sabe de estos cambios constantes que me abordan y desbordan

el soleado domingo me regala la calidez de un paseo por la hermosa Roma cdmx
asi mis pesares se deshielan, descongelo mis pies al andar
mi amado sabe hoy como andar a mi lado
abandonamos la palabreria, caminamos entre silencios

la mente que exige mas y mas se va
la mente que se abre, llega

esta habitación tiene otra luz, y es impermanente
mañana nos mudaremos nuevamente- navegamos hacia arriba del 305 al 407-
el cielo queda allí si es tirada de piedra y mirada, es mejor ver desde alli

esta rara parada de 305, el depa encantado por las serpientes,esta llegada al departamento de mi historia
ahora interferido, intervenido de sonidos, ruidos, voces,
vibraciones vomitantes y espacios de sanación momentáneos
todo atravesó esta parada, y ya casi nos da el pase de salida,
para abordar el cuarto piso, saldremos hacia él como por gracia¡
Ahora, mientars llueve y la ventana detrás me da sosiego me siento por fin en la mesa vintage despejada
como yo (de la ira y sus ramas)
despejoo mi espejo, he dicho de todo, y he descargado la mochila del pasado
rotos algunos vasos y desesntonado ciertas relaciones (insustanciales, deformantes)
aunque ya no hay carga de más, dije el último desatino del rencor por "teotihuacan" o por unas fotos en una casona, mejor nunca tomarlas, esa lente estaba envenedada...

sentada por fin, oigo lo que apacigua; el llover, este diálogo que agradece el ser humano,Mi amado duerme, mi felino también,
me siento a su lado y escribo, 
sor juanita está en mi regazo
en nuestro hogar nos cuidamos al  y el dormir, 
ya que unas veces duerme él y otras yo
somos unos nómadas que nos cuidamos los sueños
y a veces los guardianes lo hacen cuando nos toca dormir a la vez

me apacigua el sonido del llover, es un sueño que da todo lo que anhelamos, paz y agua..
luego el día, el espacio, la calidez 
Traje a la ciudad unos cielos despejados, muchos, de sobra
unas montañs también y unos árboles y garzas, mi mente se abre con el recuerdo de sus alas,
todo me traje, nada me falta, puedo vivir sin ello, lo veo desplegarse en mi mente,
soy mi chorten, soy mi bosque y las alas garza

No dejé nada en el Valle,  guardé sus amaneceres, sus crepúsculos, sus vientos,
el brillo de sol, el canto de mis aves, y cuando los necesito juntos alli están,
porque los toqué, sentí, miré, alcencé, guardé, mi maleta nómada siempre recolecta naturalezas de mar, y montaña, o calles citadinas para que las coordenadas aunque
efímeras, permanezcan

Todo está en mi, lo traje, lo lave, lo atrapé, lo redescubrí, aqui. ahora....
Todo vino conmigo
estoy lista para atravesar este nuevo paisaje
(diálogar y volar)

subir al cuarto piso...


No hay comentarios:

Publicar un comentario