viernes, 11 de septiembre de 2015

Enigmas Refulgentes (presentación de mi libro en Valle de Bravo)

Eni

 Enigmas Refulgentes es un Texto de Liliane Hothleído en la presentación en Valle de Bravo de mi poemario Enigma para un limón.Liliane es una pintora, especialista en la obra de Juan Rulfo, entrañable mestra e instructra de Chi kung y demás artes del alma. Todo mi agradecimiento a ella y sus ángeles guardianes.


Enigmas Refulgentes 
                                                                                                                                   
 Para mí, todo poema es un enigma y como todo enigma, esconde una revelación.  
Cuando Edna me dijo el nombre de su pequeño poemario Enigma para un limón, sentí que en ese título había algo de ofrenda: no nos habla sobre el enigma de un limón sino que es para un limón.   
El poemario es una dádiva que Edna hace  al pequeño cítrico verde.  
Pensé en las Odas Elementales de Neruda, y luego encontré que Edna también piensa en ellas.  Todo, cualquier cosa o sentimiento, por pequeño o” insignificante” que sea, es merecedor de una alabanza. Aquí nos encontramos con un limón, hermoso, verdebrillante, fresco, agrio, pequeño, redondo, queal ser partido, como dice la ronda, nos revela su sol interior. 
Del libro Enigma para un limón, escogí el poema Enigmas Refulgentes  para desarrollar este pequeño regalo que ofrezco a Edna Aponte ya que me gusta mucho su poesía por sencilla, gozosa, brillante, mandálica, erótica, fresca, misteriosa, ¡justamente por ser como un limón!   
Enigmas Refulgentes, enigmas resplandecientes que cubren y habitan el misterio de la vida y que se te revelan cuando Abriste el espacio con tu mirada verde 
Es a través del ver que estos versos se van hilvanando: el ojo mira a través de la montaña en bruma    
Edna viajera, nos va llevando a través de palabras como agua por los diferentes lugares que son las moradas para estos Enigmas. 
La travesía comienza anunciando un arribo: Llegué al  espacio interior; /forma, imágenes, colores.   
través  de una puertalugar de paso entre dos estados, dos mundos, entre lo conocido y lo desconocido la vigilia se cierra y se abre el sueñola puerta no  está definida, está sin estar,  transición hacia el mundo onírico, íntimo y cerrado, personal  

La puerta en bruma 
señala el lugar: 
llueve sobre la luz 
se derrama el viento 
el calor aguarda   

Momento de transición interior en que   

una mirada expulsa 
el nacimiento de los verdes    

Estallido. Detonación.  Vuelta al mundo donde la mirada es creadora de realidades, donde el espectador, el que mira, y lo mirado se empatan en un mismo sueño creador. 

la tierra amarilla germina oros 
azul de esperar, 
el cielo se abre.   

Cielo y tierra se abren, como puertas, para dar vida.  

La tierra nos abre paso en ocres, 
contiene memoria de ocojales y  
agudas piedras.     

La luz es la mirada del tiempo que va pasando sobre la tierra,  
  
Atardece 
cae la bruma  
y se levanta la montaña 
es lo sagrado que se muestra  
como es 
Contundencia. Momento sublime, lento la bruma se disuelve y la montaña aparece, transición en la que se da el encuentro del cielo con de la tierra, la montaña es establees inamovible,  

es la puerta del gozo por el río 
desnuda su túnica de color 
descalza de hunde 
de palabras como agua que 
golpea las piedra 
despiertan bajo el limonero 
verdes y húmedos  

refulgentes (enigmas) 

protegen al secreto 
honda la presencia de su luz- 

La montaña como madre protectoraes la falda que cubre el regazo donde los brillantes enigmas pueden nacer y llevar a cabo su  laborenigmas verdes y húmedos, preciosos enigmas de limón que despiertan bajo el limonero 
Al concluir este momento de misteriosas iridiscencias, la montaña deja de ser una masa sólida y se disuelve, se va difuminando, somos testigos  y miramos  adentro de ella, encontramos otro espacio sagrado: aquél  donde el tiempo lineal exterior, el de la impermanencia se funde en un abrazo con el tiempo interior, el mítico, el circular, el de la eternidad. 
 El tiempo original donde todos somos dignificados. 

el ojo que mira a través de la montaña en bruma 
y la brevedad de un limón 
Abriste el espacio con tu mirada verde 
retornamos al círculo de la consagración,  
el agua limonada es la corona 
ungidos de ser 
sentimos una forma tras otra; 
encarnas mis palabras 
dentro de tus tonos,  
esculturas-verso del cuerpo del amor. 
Ver que adviene en  contemplación, en ese mirar meditativo donde nuestro yo cotidiano desaparece, se silencia; mirar que nos otorga la presencia amorosa de la comunión con el universo,  verso único. 
La contemplación es esencia 
es nuestra forma  
la tierra, adentro el fuego y  
agua que purifica 
nos bañamos de sal 
enjugamos los días 
renacemos en el manantial 
del enigma que nos resguarda 
mientras el lago en destellos refulge.  

Mientras el lago en destellos refulgeEdna nos invita a ejercer nuestro mirar meditativo. En su poesía los misterios de la vida, de esta gran transición,  le hablan, se le revelan en forma de palabras, de imágenes, formas y colores.   
Las cosas de la realidad cotidiana dan un vuelco y se desnudan ante su pluma. 
Edna, en sus Enigmas Refulgentes nos revela la realidad cósmica que vive en un pequeño limón: el sol que encierra y las semillas que dan vida al limonero. 
Para que los ciclos se cumplan, la brevedad de un limón es indispensable.  

                                                                             Liliane Hoth, Valle de Bravo, 10 de septiembre de 2015.