viernes, 17 de mayo de 2019



Poemario  "Enigma para un limón"

/Instrucciones mínimas para leer y crear enigmas verdes, en poemas breves/ 

a.
Detente un instante.



b. 
 Toma tres limones, percibe con tus cien sentidos secretos sus efectos: tome el limón de la quietud del cuerpo, el limón del silencio y el limón de la apertura de la mente, ahora exprímalos, sacarles todo el jugo es una necesidad del corazón para que respire hondo y hable claro.

c. 
Relajado pero atento, abra un espacio interior para leer la naturaleza; externa e interna

d. 
Ponga este enigma para un limón ante sus manos.Saboree regaliz, saboree lo agridulce, de la vida

e. 
Seleccione los versos de su agrado y desagrado:¡intégrelos¡ ambos sabores tienen su jugo.

f. 
Escriba las palabras de los versos que se sugieren o los saboreados, aparte dos montones o docenas de estos limoncitos, prepare la jarra como buena tierra para limonar; escancie, siembre palabras-constelación, estas palabras que usted ha creado solito con sólo la evocación de una: “la montaña” por ejemplo, ésta se constela o deriva en palabras como ascender, mirada, etc, ahora que ha vertido las palabras derivadas como estrellas en constelación,agite el agua, y sírvase su propio poema del enigma, que por lo regular siempre se parece a un musgo o al ovoidelimón.

f. 
Ahora aquí sólo reflexione: que en este enigma verde se convoca al trazo siguiente y se dan coordenadas palabra, para hallar el puente que devela el enigma: que es tu propio enigma. Obsérvese: ¿eres, somos, es lo que muestra el espejo tu verdadero rostro? Colóquese frente al espejo, o al estanque, o al lago,lea este instante de la naturaleza: el espejo refleja tu apariencia, el poema reflejará tu alma.

h. 
Regresa al momento presente: y percibe que tu “rayuela” interior es la que habla y se escribe a través del enigma. Seguir las huellas verso es imprescindible en este punto equidistante de la luz. Crearás tu enigma hasta encontrar la jarra con el limonero dentro, prueba, siempre prueba. Al encontrar que el enigma seguirá verde, sabrás que cuando tienes limones haces limonada, relajándote en esta circunstancia, encontrarás la totalidad de las coordenadas palabra, estrella por estrella. En ese punto abre tu mente y corazón, permite que te atraviesen los elementos de la creación, de la noche, del día, las estaciones, los latidos rotación de nuestro planeta y mantén la conexión.

i. 
Eleva el rostro, cara al aire, reconoce la conexión con tu limoncito (corazón) respira hondo: ya tienes la llave. Tienes en tus manos, en tu mente que el enigma se abre en tu propia palabra simiente: el poema.

Nota: las instrucciones para crear tu “enigma” serán motivo de tu apremio por descubrir la sonrisa de tu verdadero rostro, y de tu verdadera escritura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario