miércoles, 12 de julio de 2017

La casa de atrás (recuerdo de Ana Frank)

Ana Frank
deja una tarea al mundo; el título de la Casa de atrás.... te imaginas si alguien escribirá sobre ella, sería una novela policial, dice Ana en su diario. Hoy en su aniversario y al menos recuerdo su frase, esta deriva creativa que tal vez pueda generar la semilla, que significado podemos darle a una casita que está oculta, que da refugio a los náufragos, a los perseguidos, a quienes  viven al margen de una sociedad vóragine y a quienes solamente desean la paz.

La paz no es la casa de atrás, es el refugio de la humanidad que como las enseñanzas de los sabios a veces permanece oculta para no ser destruida. El símbolo que nos dejaste Ana es el refugio mismo que es indestructible.

Cuántos años pasaron, casi 50 años para que la esposa de Ncholas Winton, este salvador y bodisatva, inglés que rescató a 669 niños de los estragos de la guerra, pasaron 50 años para que las listas ocultas en el desván, especie de casita de atrás, fuera descubierta para que el mundo supiera  Winton quien ahora tiene mas de 100 años salvó sin mayor interés que hacerlo a una humanidad indefensa ante el mal, que existe que se expande pero que jamás dominará  a los corazones bendecidos. Siempre habrá un sabio, sabia que sostendrá las columnas de la humanidad, de la bondad.

Esa novela que la casa de atrás inspira, es el refugio que sabemos existirá en los corazones bondadosos, que no son indiferentes, indolentes, ante el sufrimiento.  Siempre habrá un ser cuya tarea sea dar refugio, mostrar refugios, "casas de atrás", para resguardar la integridad de la humanidad.

La casa de atrás querida Ana, está por escribirse pero el refugio está activo en cada corazón que ha tocado la luz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario