martes, 8 de noviembre de 2016

mi sueños de niña, en mi nuevo libro

Mi libro dedicado a los niños que sueñan
Cuando era niña soñaba en despertar a los ídolos o esculturas que veía, en los museos de México, a los que  mi Papá me llevaba con tanta avidez y frecuencia. Recuerdo que empecé a escribirles cartas por la noches y mi amigo el cartero decía que se las llevaba  y que solamente tenía que esperar...
Las cartas de respuesta a los Dioses mexicanos pues no llagaban, pero insistí y la diégesis de esta insistencia poética la podrán leer en mi hermoso libro para niños COYOLXAUHQUI la de cascabeles en el rostro. Donde Meztli, la niña que le habla a la luna, escribe a la Luna representada en la Coyolxauhqui Y podrás descubrir lo que finalmente si le contestó a Meztli una Diosa como Coyolxauhqui, un monolito circular que representa a la energía femenina. ¡SI OBTUVE RESPUESTA¡ a mis cartas porque yo misma he creado el suceso. Esto me ayuda siempre a pensar y guiarme porque si nosotros mismos a través del tiempo buscamos la respuesta llega, solamente no debemos dejar de indagar en nuestro corazón lo que realmente necesitamos saber.
Fuí una niña afortunada porque al conocer tantos museos y hasta las pinturas rupestres de Altamira en España, pues desarrollé una gran curiosidad por saber, por viajar en sueños, en realidad y en mi hermosa imaginación que siempre fue alentada... Aunque al paso del tiempo veo con mis ojos de adulta, que la vida de una niña en mis circunstancias había sido realmente de una soledad insoportable, pero soporte el exilio gracais a mis libros, al amor a las palabras, a las preguntas que le hice un día a la luna, porque yo q uería solamente soñar y ser feliz con una maleta viajera, con otra maleta que al abrirse me revelara todo lo que necesitaba, como una puerta a otra dimensión mi maletita de niña viajera me dejaba ver loq ue los museos me decían, lo que las esculturas me expresaban, las pinturas, los países, y mi pequeña cartografía donde estudiábamos gerografía los niños de mi primaria, pues se convertía en un atlas vivo, conservé este libro y la poesía del libro de Español, el más tiempo posible hasta que empezaron las mudanzas, los cambios de domicilios que me acompañan hasta hoy, y que veo que gracias a mi memoria involuntaria puedo traer en palabras a esta dimensión de la realidad: la escritura.

Leer la historia de esta hermosa diosa circular y lunar tiene la posibilidad de abrir -en quien la lea- un mundo onírico desde donde si emerge el verdadero sueño del significado de una realidad aparente...Les invitará a escribir cartas a sus lunas y a sus soles, para despertarlos y recibir con un buen chocolate para la merienda, a estas deidades ue habitan la hermosa ciudad de los palacios, la Ciudad de México, donde nací, donde crecí, donde desperté y de la que emigré, y a la que regreso cada semana para respirar su luna, su paseo de lReforma, sus hermosas librerías, como el Péndulo -librería donde ya está a la venta este libro que escribí como una ofrenda a mi raiz y a los niños del mundo: a soñar que las cartas si llegan...

No hay comentarios:

Publicar un comentario