miércoles, 20 de abril de 2011

...el amor es un recinto incalculable





Crece la hierba ciega en nuestros nombres.
Ojo vagabundo en el pezón del tiempo,
la carne es una mirada nómada,
ronda los espíritus silentes.
(poemario Es sed de morir el paraíso, Jenny Asse)

No hay comentarios:

Publicar un comentario